Proceso de la elaboración de la aceituna en conserva

La maquinaria procesado aceituna es indispensable para el tratamiento de uno de los tesoros de nuestra tierra, del que podemos sacar el oro líquido, el aceite de oliva. A pesar de ello, no todas las aceitunas acaban convertidas en aceite, también pueden ser destinadas para ser consumidas como encurtidos. En este artículo vamos a hablarte del proceso que requiere esta clase de aceitunas.

¿Cómo se preparan las aceitunas en conserva?

Las aceitunas pueden ser verdes o negras y para conseguirlas hay que aplicarles un proceso diferente. Por ejemplo, cuando las aceitunas llegan a la planta de procesamiento, se someten a un tratamiento con el que se elimina el sabor amargo que tienen. Se prepara la aceituna para su posterior fermentación láctica, con lo que más adelante se le dará el sabor tan característico que tiene.

Tras ello se colocan en salmuera por un tiempo que va desde los dos hasta los cuatro meses, siempre dependiendo de la variedad y el tipo de aceituna. En esta fase se lleva a cabo la fermentación que hace que la aceituna sea comestible y nos guste tanto.

En caso de las aceitunas negras, el proceso es diferente. El primer paso es conservarlas en salmuera directamente y tras clasificarlas, se someten a un tratamiento específico que les da el color y el sabor que tienen. El siguiente paso es envasarlas, donde son esterilizadas mediante un tratamiento de calor para su conservación.

¿Conocías el proceso para la elaboración de la aceituna en conserva?